Biblideyne

«

»

Nov 11

I Certamen de Poesía de Los Palacios y Villafranca

Recientemente se ha celebrado en nuestra localidad  el I Certamen de Poesía, convocado por el Excmo. Ayuntamiento y con motivo de la celebración de la Feria del Libro. En el IES Almudeyne somos muy afortunados ya que, no solo una de nuestras alumnas de 2º de bachillerato C, Lucía Jiménez  Carvajal ha conseguido el primer premio en la categoría de “Poesía juvenil” sino que también nuestro compañero y profesor de Lengua Castellana, José Manuel Begines Hormigo, se ha alzado con el Primer Accésit con su obra “Siempre todavía”.

¡Enhorabuena a los dos!

Lucía nos ha contado, de primera mano, su experiencia así que aquí os dejamos sus palabras y su sentir poético.

Había oído en verano algo de un certamen, pero creía que los menores de edad no podíamos participar, hasta que un día un miembro del Vivero Cultural (asociación a la que pertenezco) nos informó sobre el certamen y nos animó a que los menores participáramos .                          En un principio dudé si participar por mera vergüenza, al fin y al cabo eran mis poemas, en los que en parte plasmaba sentimientos de manera introspectiva, por eso nunca pensé que estos saldrían a la luz. Las bases pedían un poema o un conjunto de poemas que siguieran una misma línea temática siempre que estos estuvieran entre treinta y cien versos, por ello escogí tres poemas. Estos tres forman una mini historia, pero a la vez pertenecen a una historia más amplia, de hecho, los saque de un libro, un poemario que escribí hace dos años. Aunque estos poemas sean exclusivamente de desamor, he de explicar el contexto de mi poemario para mayor compresión. Al principio yo estaba dispuesta a escribir una historia de desamor, sobre haber querido mal y de superación, en la que el yo poético comienza a darse valor, pero de repente algo pasa…  Se enamora… Y claro, no se puede escribir de desamor cuando se está enamorada. Por lo que en el poemario se pide perdón por haber escrito de desamor y comienza a escribir de amor y de anhelo, hasta que de nuevo llega el desamor, pero este es diferente, real y más duro. El poemario culmina por el que puede que sea otro tipo de desamor, quizá frío, en el que ya nada es lo mismo y el amor termina por desaparecer completamente.
El primer poema que elegí “Epifanía” pertenece al primer desamor, el segundo “Etéreo” forma parte del segundo tipo de desamor: real y más duro. Y por último, el tercero: “El reencuentro entre dos cuerpos fríos por el paso del tiempo.” En el que el amor se pierde.
Respecto a la recogida de premios, en un principio lo pasé bastante mal, pues soy muy tímida y no creo que lo mío sea hablar en público.
Estaba muy nerviosa, tanto que cuando subí a recibir el premio y a leer mis poemas no agradecí nada a nadie, ni a la editorial Ediciones Pangea, ni a la Delegación de Educación, ni al jurado, ni a todas las personas, en general, que hicieron el certamen posible, así que aprovecho ahora para que quede constancia de que estaba muy contenta por haber participado y a la vez les doy las gracias a estos y todas las personas que estuvieron allí presentes.
Más tarde y pensándolo mejor, en realidad fue muy bonito estar rodeada de gente a la que también les apasiona la poesía, con los que además tuve la oportunidad de compartir mis poemas y ellos, con mucho más recorrido que yo, me escucharon, e incluso ciertas personas me alegraron el día cuando se acercaron a mí a decirme que les había emocionado mi forma de recitar y mi voz dulce.
Recuerdo estar muy nerviosa, las piernas me temblaban, pero pude mantener firme la voz y recitar mis poemas con su adecuada entonación, pausadamente e intentado reflejar las emociones de cada poema.
Espero que a las personas que lean mis poemas les gusten, los hagan suyos, los entiendan a su manera y que lean mucha poesía. Yo tengo la suerte de haber tenido profesores y personas a mi alrededor, las cuales, han sabido transmitirme la poesía de forma correcta, cosa que es esencial.
También espero que a las personas que no les hayan gustado tomen conciencia de que estos poemas los escribí con tan solo quince años y que desde entonces, espero haber madurado en mi forma de escribir. Me quedan muchos libros por leer y mucha poesía que escribir.
Resumiendo, estoy muy feliz por haber podido compartir mis poemas y agradezco a las personas que los lean, simplemente leed mucha poesía. Me despido citando a Lorca : “La  poesía no quiere adeptos, quiere amantes.”

Lucía Jiménez Carvajal

Y desde luego sus hermosos poemas!

“Epifanía”
El alba es un poco más eterna,
los amaneceres se me hacen cada vez más monótonos.
He saboreado tantas veces el salobre sabor de mis lágrimas,
Hasta tal punto…
Que el mar me parece demasiado afable.
Afable como eran tus palabras.
He mirado tantas veces al firmamento, esperanzada,
que mis ojos se han teñido de un color turquesa.
Te quise tanto, y tan mal,
que olvidé amarme primero a mí misma.
He abierto tanto los ojos y cerrado tantas heridas.
Que ya, amor, no te extraño.
Se acabó el ser altruista.

“Etéreo”
El corazón en un puño,
Las palabras se agotaron
y el mar se hizo preso
bajo mis cansados párpados.
Se quedó sin agua el mar.
Ésta me anduvo resbalando
por mi semblante rosado
que el mar arrastraba con la pena
de un amor que no ha empezado.

“El reencuentro entre dos cuerpos fríos por el paso del tiempo.”

El rencuentro entre dos almas
que se añoran, que se aman.
Dos cuerpos cicatrizados
de heridas, de baladas.
De palabras que se fueron
Se hicieron mudas las voces.
Más hirió el silencio
que mil palabras atroces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>