Biblideyne

Estrambotes

UN POEMA COLECTIVO. Perspectivas, versiones y visiones

Experiencia creativa en 3º de ESO C | Lengua castellana y Literatura

EL RETO DE LA POESÍA

Esta preciosa actividad literaria nos la envía el profesor Álvaro Romero, en ella los alumn@s nos cuentan como la llevaron a cabo y el resultado es único y emotivo.

A ver que nos dicen los artistas:

LUCÍA ROMERO BELVER: El 6 de mayo nuestro profesor Álvaro Romero llegó a clase con la intención de explicar una actividad que nuestro centro había preparado, pero lo que ninguno de nosotros nos esperábamos es que un compañero, mientras que Álvaro explicaba, levantara su mano y propusiera algo que a la vista mía y a la de todos mis compañeros parecía algo incoherente y absurdo. ¡Quería hacer un poema relacionado con “palomos” y “una pizarra”! Nuestro maestro, retado, y a la misma vez con ganas de experimentar con el arte y la imaginación de sus alumnos, aceptó la propuesta del niño. A partir de ese momento, el aula de 3º ESO C se empapó de ideas y todos juntos reflexionábamos sobre esta impresionante propuesta.

Empezar no fue fácil, ya que una cosa no tenía nada que ver con la otra. El profesor propuso una idea: escribir sobre una escuela en la que hubo un gran incendio y todos los niños tuvieron que dar clase en el patio. Los niños, con alegría, disfrutaban de esas clases, y ahora lo recordaban… Comenzamos a escribir el poema en la pizarra, creamos tres estrofas con versos de 8 sílabas… La primera estrofa trataba de lo que ocurrió en el colegio, el terrible incendio. La segunda trataba de la esperanza y el consuelo de los niños al ver al profesor sacar la pizarra al recreo para dar la clase. La tercera trataba de los palomos, de cómo se posaban en el encerado cuando ellos daban la clase, sustituyendo a mapas que antes colgaban en ese mismo lugar.

ALEJANDRO BAQUERO: Un día llegó el maestro a la clase y dijo: “Vamos a preparar un poema”. Algunos propusieron que de la Semana Santa; otros, del amor… Pero nuestro amigo Carlos José dio una idea de un palomo posado una pizarra y el maestro dijo que le parecía muy bien el tema… Comenzamos a hacer el poema y cada uno nos inventamos un verso que tenía que ser un octosílabo…

INMACULADA GONZÁLEZ PÉREZ: Un mañana llegó nuestro profesor de Lengua y nos comunica que tenemos que hacer un poema para un concurso. Un compañero nuestro dio una idea sobre un palomo. No sabíamos cómo empezar el poema. El profesor empezó el poema y nosotros empezamos a decir versos. Teníamos que hacer unos retoques porque el poema iba a ser de versos de ocho sílabas, y unos decían versos de diez sílabas, otros de siete…

FÁTIMA ZAHRA: Un día llegó el maestro de Lengua, Álvaro Romero, a la clase de 3º C y nos dijo en voz alta que debíamos hacer un poema para el concurso de microrrelatos y poemas, pero nosotros no sabíamos hacerlo. Entonces él empezó a darnos versos octosílabos para ir haciendo un poema. De repente, uno de mis compañeros, que se llama Carlos José, dio una idea sobre un palomo.

CARLOS JOSÉ MORENO AMUEDO: Un día estábamos en clase y el maestro propuso que hiciéramos un poema. Empezamos a proponer de qué tema íbamos a hacerlo… Yo propuse una idea disparatada: que lo hiciéramos de algo relacionado con un palomo y una pizarra. Al maestro le pareció bien esa idea y empezó a inventar versos. Al principio, nos parecía muy difícil, pero cuando empezamos a escribir los versos, cogimos más soltura y así con todas…

ANA MARÍA GARCÍA BEGINES: Una mañana, en nuestra clase de Lengua con el profesor Álvaro Romero, nos propuso hacer un poema. Nos parecía una idea idónea, pero muy difícil. A pesar de ello, nos pusimos manos a la obra y la mayoría de nosotros fuimos diciendo algunas ideas para comenzar esta actividad grupal. Carlos José le dio una idea difícil al profesor, pero este aceptó y el poema que construimos fue de la rara y magnífica idea que tuvo Carlos José, nuestro compañero, que era sobre “palomos” y “una pizarra”.

LUCÍA MOGUER PÉREZ: Un día como otro cualquiera, llegó el maestro a la clase y decidió que íbamos a hacer entre toda la clase un poema. Uno de los compañeros, Carlos José, dijo que podríamos hacerlo sobre los palomos y al maestro le gustó la idea.

JUDIT GAVIRA NÚÑEZ: Un día, estando en la clase, el maestro propuso que debíamos hacer un poema entre todos, y que teníamos que decidir de qué tema hacerlo. Mis compañeros empezaron a pensar. Carlos José levantó la mano y sugirió que tratara de unos palomos y una pizarra. Entonces, el maestro empezó a hacer el poema con nuestra ayuda. Mientras escribíamos el poema, éramos muy cuidadosos con el uso de la métrica.

MARÍA FELISA CABEZA DOMÍNGUEZ: El 6 de mayo de 2019 estábamos mis compañeros y yo en clase cuando llegó el profesor de Lengua. Se puso a hablar de los microrrelatos y de los poemas y dijo que haríamos un poema entre todos. Un compañero de clase dio las ideas, que fueron palomas y pizarra. Y el maestro, con ilusión, cogió su rotulador y empezamos a echar a volar nuestra imaginación. La primera estrofa trató de un incendio en un colegio. El profesor contaba las sílabas para que fueran de ocho y nosotros contábamos con él, y pensábamos palabras para que el poema saliese perfecto. La segunda estrofa trató de que el maestro del colegio en llamas tuvo una gran y valiente idea. Sacó la pizarra al patio para que sus alumnos siguiesen aprendiendo. Nuestra tercera estrofa nos costó un poco pero la hicimos. Trataba de que se posaron palomas en el encerado, en el sitio en el que estaban los mapas que se habían quemado. Al hacer las tres estrofas nos sentimos como unos verdaderos poetas.

FRANCISCO JOSÉ ÁLVAREZ RINCÓN: Estábamos en clase tan tranquilos cuando alguien le preguntó al maestro si sabía hacer un poema. El maestro dijo que sí, y entonces decidimos hacer un poema todos juntos. Empezamos cuando Carlos José Moreno dijo dos palabras que debería llevar aquel poema, y esas palabras fueron “palomo” y “pizarra”…

CARMEN Mª RODRÍGUEZ AGUILAR: Un día llegó el profesor a clase y propuso hacer un poema. Todos nos quedamos asombrados porque nadie sabía cómo se hacía. Entonces empezamos a proponer varios temas. Algunos compañeros dijeron que lo hiciéramos de amor, otros de la muerte, y otros de Semana Santa… pero nuestro compañero y amigo Carlos José dio la idea de que el poema tratase de un palomo posado en una pizarra. Al maestro, Álvaro, la pareció bien. Comenzamos a hacerlo y cada uno proponía cómo sería la métrica, es decir, cómo serían los versos (endecasílabos, heptasílabos, octosílabos…) Nos pusimos de acuerdo y el poema sería de octosílabos.

ALFONSO TRIGUERO RODRÍGUEZ: Era un día de primavera cuando llegó el maestro diciendo a todos mis compañeros y a mí que había que inventar un poema.

LUCÍA ROMERO BELVER: Había una cuarta estrofa, pero esta debía ser una estrofa personal e individual… Nuestra cuarta estrofa es el final de esta historia escrita en verso. Mi cuarta estrofa trata del recuerdo de los niños. Al terminar este precioso poema fue una satisfacción única, ya que en algunos momentos se nos complicó la cosa contando las sílabas, pero fue muy divertido.

JUAN HERRERA ALGARÍN: En la clase de Lengua, el maestro propuso hacer un poema inventado. A nosotros nos parecía muy difícil, pero cuando el maestro empezó a escribir nos parecía un poco más fácil.

MARÍA JOSÉ FABIÁN: El poema empieza por una idea que da un chiquillo de la clase, sobre que haría el poema sobre un palomo y una pizarra. El maestro no se lo toma a mal y empezó a hacer el poema. Nosotros vimos que hacer un poema sobre aquello iba a ser muy difícil, pero cuando vimos que el maestro empezó a hacerlo y poco a poco empezamos a verle el sentido…

http://

 ¡Espero que lo disfrutéis! Yo lo he disfrutado mucho

¡Ahhhhhh, y esperamos vuestros comentarios sobre la actividad o sobre el blog, ! Siempre es estupendo conocer vuestras opiniones.

2 comentarios

  1. Somos unos crack

  2. Desde luego os habéis salido!!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.